Blogia
SEXTING & BULLYING

sexting en sociedad

SEXTING Y BULLYING EN SOCIEDAD

 

         En la actualidad, los adolescentes se divierten y coquetean con esta práctica. Nos son conscientes de lo que puede suponer o bien creen que lo pueden controlar y, por lo tanto, lo hacen. Y en esto, no hay grandes diferencias entre países. Si bien en España no se puede constatar con datos concretos y mucho menos hablar de evolución, en el contexto mundial aparecen de forma recurrente indicios preocupantes relacionados con la práctica del Sexting.

 

       Hoy en día se habla de una moda cada vez más común y de la cual no se tiene mucho conocimiento: el sexting. Este término  proviene de las palabras “sex” y “texting”, que significaría el implicar imágenes sexuales mediante los mensajes de texto en celulares, en los cuales jóvenes aparecen parcial o totalmente desnudos y con poses sugestivas.

 

      Muchos jóvenes dicen que lo hacen por divertirse, o para demostrarles a los demás que no tienen vergüenza de hacer este tipo de actos. Puede ser también para “ligar” o conseguir aceptación entre los grupos de amigos.

 

      La tecnología que forma parte de nuestra vida diaria puede tener un uso perverso y que pone en riesgo la vida privada de jóvenes que no piensan en las consecuencias de estos actos.

 

      El problema que se presenta, además de poner en total exposición la privacidad de millones de jóvenes, es el determinar la sanción legal que puede haber para quien envía mensajes donde aparezcan jóvenes expuestos y que no hayan dado su consentimiento.

 

      No se debe dejar de lado que estas imágenes quedaran circulando libremente por la red y son sujetas a usos de sitios dedicados a la pedofilia y pornografía.



     La familia es la institución clave en la socialización de los niños, debido a su papel de transmisor de valores, normas, etc. No olvides que los niños aprenden por imitación y tu ejemplo es el más valioso a la hora de configurar su comportamiento.

 

      Los niños con conductas agresivas y potenciales acosadores suelen provenir de familias que carecen de reglas, les falta supervisión y control de su conducta, o de familias con una disciplina demasiado dura, poca comunicación y tendencia a tensiones y peleas.

 

      La disciplina del colegio es fundamental para la construcción de una buena conducta en los niños. Después de la familia, el colegio es una de las instituciones que mayor influencia ejerce en la construcción del comportamiento infantil.

 

      Los docentes y los cuidadores del centro educativo deben estar atentos en todo momento para detectar posibles casos de acoso escolar.

 

      Prevenir y hacer frente al bullying no es sólo tarea de la familia y el colegio, las instituciones y los medios de comunicación también juegan un papel fundamental a la hora de frenar el problema del acoso escolar.

 

 

PROBLEMAS PSICOLOGICOS EN VICTIMAS DE SEXTING Y BULLYING

 

      Los estudios realizados acerca de la violencia en la escuela señalan que tener amigos y ser aceptado son factores protectores frente dicho fenómeno. Los antecedentes y características que presentan, en general, los niños que ejercen o sufren la violencia son:

 

Víctima pasiva

- Situación social de aislamiento. Con frecuencia no tiene un solo amigo entre sus compañeros. Presenta dificultad de comunicación y baja popularidad.

 

- Conducta muy pasiva, miedo ante la violencia y manifestación de vulnerabilidad, alta ansiedad, inseguridad y baja autoestima. Existe una tendencia a culpabilizarse de su situación y a negarla por considerarla vergonzosa.

 

- Cierta orientación a los adultos, relacionada con una posible sobreprotección por parte de la familia.

 

Víctima activa

- Situación social de aislamiento e impopularidad.

 

- Tendencia impulsiva a actuar sin elegir la conducta más adecuada a cada situación. Disponibilidad a emplear conductas agresivas, irritantes, provocadoras. A veces, las víctimas activas mezclan este papel con el de agresores.

 

- Un rendimiento peor que el de las víctimas pasivas.

 

- Parecen haber tenido, en su primera infancia, un trato familiar más hostil, abusivo y coercitivo que los otros escolares.

 

- Situación más frecuente entre los chicos. Pueden encontrarse en ella, con frecuencia, los escolares hiperactivos.

 

      En el caso de sexting, el riesgo más latente que corre un adolescente es convertirse en víctima de un pedófilo o de alguna red de pornografía infantil. Las redes sociales facilitan a este tipo de delincuentes entrar en contacto con los menores de edad, pues éstos tienen la opción de hacer públicos datos personales, como el lugar de residencia y el correo electrónico o cuenta de Messenger.

 

      El pedófilo suele buscar al adolescente vía chat. Una vez que éste lo acepta, aquél abre una puerta para llevar a cabo prácticas pornográficas. En “menos de 15 minutos se les puede convencer (a los menores) de desnudarse frente a una cámara web, y de realizar prácticas sexuales”, detalló Eduardo Zepeda Estrada, director de Servicios on line de Damage Control (empresa de seguridad cibernética).

 

      Para abordar a los menores de 7 años, los pederastas suelen engañarlos haciéndose pasar por niños de su edad, para luego interrogarlos sobre su cuerpo, detalló Zepeda Estrada, quien trabajó durante 7 años como ciberpolicía en la Secretaría de Seguridad Pública.

 

      “Vimos el caso de dos primas, unas niñas de 7 años, a una le robaron el correo electrónico, y el pedófilo se puso en contacto con ella vía Messenger. Le dijo: ‘tengo la curiosidad de ver cómo eres, si tienes lo mismo que yo; a ver, prende tu cámara web y desnúdate’”.

 

      Una vez que los niños acceden a la petición del pederasta, éste los chantajea para obtener más imágenes: les dice que sus papás verán el material y dejarán de quererlos.

 

      El gancho para obtener fotografías o videos de adolescentes es distinto. El pedófilo les promete convertirlos en modelos, actrices, actores, cantantes, o les ofrece la posibilidad de tener una cita con el galán de moda. También, suelen abordarlos haciéndose pasar por alguien atractivo.

 

     Cuando las víctimas ya no quieren incurrir en prácticas sexuales, los pederastas los amenazan con dañar a sus padres. Esta situación le causa problemas emocionales al adolescente: altera sus reacciones afectivas, le provoca impotencia, estrés, angustia y depresión o, en casos extremos, los lleva al suicidio porque se siente incapaz de resolver el problema.

 

 

 

¿CÓMO PREVENIRLOS?

 

      En caso de sufrir sexting, en primer lugar es fundamental no generar la imagen. Siempre ha de pensarse que una vez enviada a alguien se pierde el control para siempre: no se sabe quién la puede acabar viendo ni dónde ni cuándo puede aparecer o ser publicada.

 

      En segundo lugar, hay que tener claro que no se puede hacer uso de la imagen de otra persona. Que nos envíen una fotografía o un vídeo no significa que podamos hacer libre disposición del mismo. Además, si quien protagoniza la escena es un menor de edad, las consecuencias legales son muy graves.

 

      Ante una época como la estival, con más oportunidades para disfrutar del tiempo libre y para relacionarse, conviene también tener en cuenta que la inmediatez de la cámara del teléfono móvil puede jugarnos una mala pasada.

 

      Para tratar de informar y sensibilizar a los menores, sus padres y educadores, Pantallas Amigas ha creado un recurso online con datos, consejos y animaciones preventivas en la dirección web www.sexting.es.

 

      En caso de bullying, es indispensable la actitud de los papás con sus hijos, estableciendo pautas que alejen a los niños del bullying:

 

1.          Preocúpate por tus hijos y habla con ellos, creando un canal de diálogo.

 

2.          Presta atención a los posibles síntomas de acoso escolar como nerviosismo, falta de apetito, insomnio, fobia escolar…

 

 

3.          Controla y supervisa las conductas de tu hijo, observando qué hace, dónde va, cuáles son sus reacciones ante los problemas, etc.

 

4.          Determina unos límites y normas de cumplimiento obligatorio.

 

 

5.      Educa a tu hijo para convivir con otros niños. Debe aprender a controlar emociones como la rabia, el enfado, etc.

 

     Los docentes y los cuidadores del centro educativo deben estar atentos en todo momento para detectar posibles casos de acoso escolar y seguir las siguientes pautas:

 

1.        Establecer reglas para evitar el bullying en el centro, por ejemplo a través de un buzón de sugerencias y quejas.

 

2.        Informar a los alumnos del fenómeno del bullying mediante charlas, conferencias y tutorías.

 

 

3.        Introducir y mantener asignaturas de educación en valores.

 

4.        Asignar cuidadores y vigilantes en el comedor, en el recreo y en otras zonas de riesgo de acoso escolar.

 

 

5.        Intervenir de forma rápida, directa y contundente en caso de sospechas de acoso escolar.

 

 

 

 

 

Las instituciones deben:

 

 

1.            Mantener un servicio público de atención a los niños. Son muchas las asociaciones y comunidades autónomas que ya cuentan con servicios de atención telefónica o vía e-mail para las víctimas de acoso escolar.

 

2.            Poner en marcha campañas de sensibilización y prevención del acoso escolar en los medios de comunicación.

 

 

3.         Controlar los contenidos de los medios de comunicación, de manera que no inciten a la violencia ni muestren la burla como algo gracioso.

 

Las medidas generales que se deben de tomar son:

 

1.        No contestes a las provocaciones, ignóralas. Cuenta hasta cien y piensa en otra cosa.

 

2.        Compórtate con educación en la Red. Usa la Netiqueta.

 

3.        Si te molestan, abandona la conexión y pide ayuda.

 

4.        No facilites datos personales. Te sentirás más protegido/a.

 

 

5.        No hagas en la Red lo que no harías a la cara.

 

6.        Si te acosan, guarda las pruebas.

 

 

7.        Cuando te molesten al usar un servicio online, pide ayuda a su gestor/a.

 

8.      No pienses que estás del todo seguro/a al otro lado de la pantalla.

9.      Advierte a quien abusa de que está cometiendo un delito.

 

10.    Si hay amenazas graves pide ayuda con urgencia.

 

 

 

 

 

EDUCACIÓN SEXUAL

 

     Educación sexual es un término usado para describir la educación acerca del sexo, la sexualidad, el aparato reproductor femenino y masculino, la orientación sexual, las relaciones sexuales, la planificación familiar y el uso de anticonceptivos, el sexo seguro, la reproducción -y más específicamente la reproducción humana-, los derechos sexuales y otros aspectos de la sexualidad humana con el objetivo de alcanzar una satisfactoria salud sexual.

 

       La educación sexual trata de impartir una información progresiva y adecuada de lo que es la sexualidad humana para su formación, tanto en lo biológico como en lo afectivo-social. Debe perseguir la realización de una sexualidad plena y madura que permita al individuo una comunicación equilibrada con el otro sexo, dentro de un contexto de afectividad y responsabilidad.

 

      Educación afectiva sexual: es indispensable que el niño reciba amor para poder darlo. Las primeras experiencias maternas (pecho, caricias, alegría, ternura, etc.) Son esenciales para la vida futura. La ayuda al niño para que integre su propio sexo es fundamental. El desarrollo libre de su motricidad y de experiencias e iniciativas personales va a condicionar una sexualidad sana, así como el establecimiento de unas relaciones paterno/filiales.

 

      Información sexual: es un aspecto de la educación sexual que consiste en contestar con verdad, sencillez y precisión a las preguntas que realizan los niños y en proporcionarles los conocimientos adecuados a su edad. Los modos de información pueden ser:

 

a.        No verbal, que se realiza al contemplar espontáneamente las diferencias sexuales entre padre y hermanos.

 

b.        Verbal familiar, que es efectiva cuando se informa adaptándose a la edad, se responde sin ir mucho más lejos de lo que el niño solicita y se asigna a cada cosa su nombre correcto.

 

 

c.         Científica, es una instrucción sistemática y programada, cuyos contenidos básicos serian el aparato reproductor, la higiene sexual y los aspectos psicobiologicos de la relación y complementacion humana.

 

 

      Cabe señalar que la educación sexual corresponde a la familia en cuanto a educación afectiva y a la escuela en cuanto que esta se desarrolla en un régimen de coeducación.

 

     La formación e instrucción corresponde a la familia por lo menos en cuanto a información espontanea y sistemática. También en la familia es importante manejar gradualmente lo científico y sistemático, aunque esto muchas veces esta condicionado por el nivel cultural.

 

      Otros canales de socialización y educadores de la sexualidad son: la religión, los amigos, los medios de comunicación masivos, y las leyes.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres